miércoles, mayo 10, 2006

mate dulce



Sé de una mujer en España que no es argentina y toma mate. Sé de ella, habrá otras...
A la mayoría de nosotros el mate nos parece algo como a otros les parecerá una manzana...es algo natural, la mayoría nos hemos criado viendo que los mayores lo tomaban.
Y cuando ya eras más grandecito, cuando te podías sentar en la mesa solo y derechito, se decidían y al fin te daban un mate, y es como que te iniciabas en el camino sin retorno y siempre riesgoso de ser argentino.
Ya sé que es una costumbre poco higiénica y hay argentinos que no probarán un mate en su vida, pero es una costumbre tan arraigada compartirlo, y un momento como de recreo para muchos de nosotros, entre familia, entre amigos, en el trabajo... y no puedo describir lo que significa cuando tomás mate con la persona que amás.
Por eso es tal vez uno de nuestros más imperceptibles ritos, pero lo es.
De iniciación en algo de grandes, de pertenencia en el afecto, o pura rutina, y hasta bronca. En el amor es una especie de no sé...no es como fumarse un cigarrillo juntos, no es como tomarse un café. Yo al menos recuerdo eso.
En las mañanas de domingo, con las frazadas hasta la barbilla compartiendo con Guillermo el diario, mientras la bandeja con el termo y toda la parafernalia matera hacía piruetas, un par de besos eran mejor que cualquier medialuna para acompañar.
Ahora el mate es una compañía, un compañero en la soledad como lo son los cigarros
solo que la yerba es más barata y no se conoce su efecto sobre los pulmones...
Así que no más supe que había una española que no tenía relación de parentesco con sudamericanos y tomaba mate, me sentí desorientada y pensé...luego de escucharla hablar sobre nosotros y su gusto por nuestro jerga porteña, que ella debe entender, como por absorción algunas de nuestras cosas.
Y abro esta ventana que es como un umbral de mi sangre española por mi madre, y que tiene marco bermellón y dejo que se lleve por el aire cosas nuestras, argentinas, calles, aromas y olores, comidas, vuelos rasantes por la realidad cruda, una mirada al río desde la costanera con pescadores amanecidos, sin la estética Puerto Madero sino con nuestro mejor perfil, algún festival de cine reciente que se que le gusta, un café en cualquier esquina de la ciudad o a media cuadra, y una música que puede ser cualquiera, Gardel, Calamaro, Serú, Sumo o el Sui de nuestra adolescencia, una milonga donde pueda bailar con el hombre que le gusta, y estampas, estampitas y como estampillas de nuestras pasiones más altas, bajas, anchas, vergonzantes, más nuestras y por eso más desencantadas...
Y distintas marcas que tomamos aquí..
"la hoja" es la más vieja que conozco, ja
"rosamonte", "la tranquera", "cruz malta", "chamigo", “taragui”...y hay muchas y mucho comentario porque cuando te vas acostumbrando a tomar una, ya empieza a venir puro palo, o puro polvillo o amarga como si la hubieran cortado con ajenjo, pero es algo más que nos da tela para charlar en el laburo...o donde pinte.
Y a veces me parece que todo este país es como un remedo del amargo sabor de la yerba, y nosotros estamos acá como cortando cáscara seca de naranja para perfumarlo, o metiéndole más azúcar de la cuenta con tal de que esto siga siendo digerible...
Pero creo que lo mejor que le puedo dejar es el recuerdo de lo que mis padres decían era un anuncio en la radio, hace muchoos años....
“Levantáte que ya está Pájaro Azul en el mate” y aunque no haya conocido esa marca...
“Levántate Iole que tal vez hay un pájaro azul ahí entre tus plantas, en el patio de tu casa , lejos y muy cerca de Madrid, y tu compañero hoy seguro que te lleva mate a la cama y te los acompaña con algo más que medialunas...que hoy es tu cumpleaños. Y no será muy original escribir algo asi para tu cumpleaños...pero empecé otra cosa , algo medio idílico, medio delirante y a medio camino me di cuenta que lo que quería decirte era esto, algunas de las cosas que para nosotros significa un buen mate, o a veces uno medio lavado pero de buena mano. Como la amistad que me brindaste.
De cualquier manera seguirá asombrándome que seas mi amiga española que tomaba mate antes de conocerme y que lo seguirá haciendo como me ha contado....para toda su vida, solo porque le gusta.
Buen año nena...con unos verdes brindo ahora, después me abriré algo más cosmopolita, un vinito a tu salud!
Gracias por hacerme reír Tanto, pero tanto, y entenderme , en muchos sentidos. Eso que hacen los amigos aunque estén del otro lado del mar.
Te quiero mucho...
Te mando un abrazo enorme ...feliz cumpleaños!

3 Comments:

Blogger iolanthe said...

Un día en el supermercado vi esas yerbas que toman ustedes en las películas argentinas y dije, que carajo voy y la compro, total venía con la bombilla y todo el tinglado. La de rosamonte es la que tomo pero creo que también hay esa de chamigo que probaré y ya te digo. Los ecos porteños son como un susurro, pero no dulce como tu mate y como yo imaginaba, es fuerte y robusto como el tronco de una secuella, pero me suenan rebien amiga mía, con la qeu río muchas tardes de nuestras confidencias.
Estoy pensando en apuntarme a una escuela de tangos...pero hay argentinos que no saben bailarlos, así que no seré más papista que el pápa.Gracias miriam por felicitarme en este día de la cuenta patrás. Yo también te quiero.Buen día para ti también

(Bueno un poco de dulce de leche, de esos helados de ustedes que dicen que la leche está bien rica...)

10/5/06 07:26  
Blogger Pierre said...

que alucinante
me encantó

definitivamente algun dia quiero tomar mate con la persona que amo escuchando serugiran


que risa me dio esto
y es como que te iniciabas en el camino sin retorno y siempre riesgoso de ser argentino.


:)

pero todo en general está muy bueno

16/5/06 13:51  
Blogger miriammm said...

tomen mate, coman dulce de leche...jaaa pero quedense con esa nacionalidad q dios les dió, yo sé de que les estoy hablando.
:) m.

16/5/06 20:08  

Publicar un comentario

<< Home